::Puertos

docksud

HISTORIA PUERTO DOCK SUD

El 12 de octubre de 1888 se le otorgó por ley a la sociedad comercial “Paul Angulo & Cía.” –posteriormente “Sociedad Dock Sud de la Capital”– la concesión para construir un gran dique de atraque en la ribera sur del Riachuelo, cerca de la desembocadura de ese curso fluvial. La obra pretendía impulsar las exportaciones de las empresas británicas radicadas en el país y formaba parte de un proyecto aún más ambicioso, que incluía una serie de trabajos en el Riachuelo para permitir el ingreso de buques mercantes de gran calado. El diseño y la dirección estarían a cargo del ingeniero Luis Augusto Huergo, quien también se ocupó de realizar el trazado de un barrio para albergar a los operarios. Los trabajos comenzaron en noviembre de 1889, pero mediados del año siguiente la empresa quebró.

El Ferrocarril del Sud, de capitales británicos, pasó entonces a controlar la mayoría del paquete accionario de la compañía que se hizo cargo en 1898 de la fallida concesión otorgada a Angulo & Cía. La habilitación de la primera sección del canal y su dársena tuvo lugar en 1905. A fines de la década de 1910 fue inaugurada la segunda sección y quedó excavada la tercera sección, cuyas obras nunca llegaron a concretarse.

En las primeras décadas del siglo XX comenzaron a instalarse las primeras industrias en la zona portuaria de Dock Sud: en 1906 empezó a funcionar la Sociedad General de Productos Químicos; en 1910 sería el turno de la instalación de la primera usina de la Compañía Alemana Transatlántica de Electricidad (CATE), y en 1913 la Anglo Mexican Petroleum construyó una de las tantas refinerías de petróleo de la zona. En 1927, finalmente, se inauguró el emblemático frigorífico Anglo.

El 9 de mayo de 1931 comenzó a operar la refinería de Shell CAPSA (Compañía Argentina de Petróleo S.A.), con una superficie total de 106 hectáreas. En las siguientes décadas se fue conformando en la zona el denominado Polo Petroquímico Dock Sud, a partir de la radicación de unas 43 establecimientos industriales, entre los que destacan una segunda destilería perteneciente a la petrolera DAPSA, tres plantas de almacenamiento de combustibles y derivados del petróleo, una serie de plantas que fabrican o almacenan productos químicos y una central termoeléctrica (Central Dock Sud S.A., actualmente controlada por Endesa, YPF y Pan American Energy).

El 28 de junio de 1984, el buque petrolero “Perito Moreno”, perteneciente a la flota de YPF, explotó mientras descargaba combustible en el canal de Dock Sud y provocó un voraz incendio que obligó a los bomberos a combatir durante once días las llamas de hasta 200 metros. El accidente obligó a las empresas del Polo Petroquímico a construir una nueva dársena, destinada exclusivamente a productos inflamables.

El Puerto de Dock Sud permaneció bajo la jurisdicción del Estado Nacional, como parte del Complejo Portuario de Buenos Aires, hasta el 2 de octubre de 1993, cuando fue suscripto un convenio con la Provincia de Buenos Aires, a la que se transfirió a partir de ese momento su administración y dominio. El convenio fue ratificado por la Legislatura bonaerense a través de la ley provincial 11.535. La gestión está actualmente a cargo de la Delegación Portuaria Dock Sud, dependiente de la Subsecretaría de Actividades Portuarias, bajo la órbita del Ministerio de la Producción de la Provincia.

En 2007 fue presentado el Plan Maestro y Estratégico del Puerto de Dock Sud, elaborado por la Escuela de Graduados en Ingeniería Portuaria (EGIP) de la Universidad de Buenos Aires (UBA), en el que se elaboran estrategias de corto y mediano plazo para lograr el reordenamiento logístico y operativo del territorio portuario y brindar las herramientas que permitan su sostenibilidad económica y ambiental. En mayo de 2011, la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR) –ente tripartito conformado por el Estado Nacional, la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires– presentó ante la Corte Suprema de Justicia un Plan de Reordenamiento Territorial del Puerto de Dock Sud, que prevé la reconversión ambiental del Polo Petroquímico y un cronograma de relocalización de las plantas ubicadas en la zona portuaria.

El predio del Puerto de Dock Sud posee una superficie total de 504 hectáreas, de las cuales 315 son de dominio público y 189, de dominio privado. A partir de las operaciones que desde 1995 realiza la Empresa Exolgan S.A. -Depósito de Contenedores y Playa Fiscal-, ha sido calificado como el “primer puerto inteligente del país”. Exolgan cuenta, concretamente, con un sofisticado software para el planeamiento y control de las operaciones, con un sistema que permite el conocimiento en tiempo real de las operaciones a través de una moderna red que interconecta a usuarios y equipos de estibaje.